Sigue una dieta y aún come todo lo que quieras

Perder peso con una dieta no es fácil. Puede ayudar enormemente comer tanto como desee un día a la semana. No estás a dieta ese día y no estás mirando calorías, carbohidratos o grasas. Esto lo hace más pesado, pero puede perder fácilmente esos kilos de más. También evita que su metabolismo funcione de manera más eficiente. Esto significa que puede perder peso más rápido los otros días de la semana. Quizás lo más importante es que perder peso es más divertido y que su motivación para mantener la dieta es mucho mayor. Si quieres bajar de peso y sigues dieta, eso significa que come menos y generalmente come de manera diferente. Te aseguras de obtener menos calorías hasta que tome, almacene menos grasa y queme el exceso de grasa corporal. La cantidad de comida que desee parece no ser compatible con esto. Sin embargo, es posible combinar una dieta y comer tanto como desee. Y esto también tiene ciertas ventajas cuando se trata de perder peso.

No hacer dieta un día a la semana.

La idea es que sigas una dieta y que la sigas lo más estrictamente posible. Muchas dietas no son fáciles de mantener, por lo que puede ser todo un desafío. Lo haces seis días a la semana. Y puedes hacer el séptimo día come todo lo que quieras. Además, no presta atención a la composición de su dieta durante los otros seis días, la cantidad de calorías o la cantidad carbohidratos, grasas y proteínas. Ese día no estás a dieta.

El efecto de un día comiendo todo lo que quieras sobre tu peso

Existe una buena posibilidad de que si pasa un día en todo lo que le gusta, será más pesado al día siguiente. Parte de las libras perdidas se recuperan después de un día de buena comida y bebida. Esa no es realmente la intención. Pero descubrirá que estos kilos son muy fáciles de quitar nuevamente. Justo como cuando empezaste a perder peso.
Por ejemplo, si gana 1 kilo después de ese día, es muy probable que pierda 0,5 kilos de esto con bastante facilidad, sin realmente tener que hacer nada. El último medio kilo le costará esfuerzo, pero puede obtenerlo fácilmente con una dieta estricta antes de tener otro día sin dieta.

El efecto de un día sin dieta en tu metabolismo

La desventaja de una dieta que implica menos calorías comer y beber es que parte del efecto se pierde rápidamente. Esto se debe a que su cuerpo se acostumbrará a la nueva cantidad de calorías: usted metabolismo va a funcionar de manera más eficiente. Al tomar muchas calorías un día a la semana, evita que el metabolismo se adapte. Debido a que no se apega a su dieta un día a la semana, y tal vez algunas libras llegan, se asegura de que puede perder peso extra rápido los otros días de la semana.

Motivación para adelgazar

Muchas personas que comienzan una dieta no logran perder peso, y menos personas alcanzan su peso ideal. En la gran mayoría de los casos, esto no se debe a que la dieta no es buena; es porque las personas no mantienen la dieta.
La mayoría de las dietas no son divertidas, y se podría decir que muchas son pesadas. No tienes permitido comer muchas cosas que te gustan; y a veces también estás obligado a comprar productos (caros) comer que no te gusta en absoluto Cuanto más tiempo haya estado en la dieta, y la pérdida de peso sea lenta, su motivación disminuirá y comenzará a comer cosas que en realidad no están permitidas. En última instancia, esto lo lleva a detener su dieta y caer en su dieta anterior.
Puede dar un gran impulso a su motivación para perder peso si no tiene que mantenerse al día constantemente. Un día a la semana, la presión de la caldera puede ser de gran ayuda. bajar de peso aferrarse Y si también sabe que pierde rápidamente los kilos de más que come ese día, y que mantiene su metabolismo bajo control, perder peso de repente se vuelve mucho más divertido.

Deja Tu Comentario